Turismo Sostenible

Colombia se sumó a la Coalición para el Futuro del Turismo

Gracias al compromiso que ha tenido el país en busca de una industria turística sostenible, Colombia se vinculó como miembro de la Coalición para el Futuro del Turismo.

Colombia se convierte en uno de los primero países del mundo en ser miembro de la Coalición para el Futuro del Turismo (The Future of Tourism Coalition), cuyo objetivo es que el turismo pospandemia tenga entre sus prioridades las necesidades de los destinos y las comunidades.

"Para Colombia es muy importante trabajar de la mano de otros países, organismos internacionales y empresarios que compartan una misma visión para el crecimiento responsable del sector. En la coyuntura actual hemos visto que los esfuerzos aislados no son exitosos, y por el contrario, necesitamos unir fuerzas para alcanzar los objetivos que nos hemos trazado en materia de desarrollo sostenible. Esta coalición es un paso en esta dirección, que además, será fundamental para la reactivación económica del sector", comentó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

Esta coalición la lideran seis organizaciones internacionales no gubernamentales: Center for Responsible Travel (CREST), Destination Stewardship Center, Green Destinations, Sustainable Travel International, Tourism Cares, Travel Foundation y Global Sustainable Tourism Council (GSTC).

OPINIONES DEL SECTOR.

Con el ingreso del país a esta coalición mundial en medio de un momento crítico para el sector, las opiniones dieron espera.

Julián Guerrero Orozco, viceministro de Turismo, indicó que “es un honor para Colombia hacer parte de esta iniciativa que busca generar soluciones transformadoras para trabajar por un turismo más sostenible y consciente de las necesidades de los destinos y las comunidades locales. Desde el viceministerio de Turismo compartimos los valores y principios que inspiran, y estamos comprometidos con ayudar a promoverlos”.

Por otro lado, la presidenta de ProColombia, Flavia Santoro, también se pronunció: “Esta iniciativa va acorde con las acciones que hemos establecido para el plan de reactivación del turismo en Colombia, el cual tiene como uno de sus puntos fundamentales promocionar un turismo sostenible y de alta calidad. Lo que buscamos es que luego de la pandemia el viajero encuentre un destino comprometido en dejar un legado positivo en sus lugares turísticos y comunidades, propósito que, además, se ajusta a las nuevas demandas que tendrán los turistas”.

Paula Vlamings, CEO de Tourism Cares, una de las organizaciones líderes de la iniciativa, felicita el compromiso de Colombia: “El futuro del turismo es crear experiencias de viaje enriquecedoras que también tengan un impacto positivo en las personas, el planeta y la vida silvestre”.

13 RECOMENDACIONES PARA UN TURISMO SOSTENIBLE.

Los miembros líderes de la Coalición para el Futuro del Turismo siempre han visto la necesidad de un cambio fundamental en la forma en que funciona el turismo, pero la pandemia ha agregado urgencia a este asunto.

Por lo anterior, la coalición hizo un llamado a las agencias de turismo, compañías de viajes, gobiernos, inversores, organizaciones no gubernamentales y comunidades de destino para firmar 13 principios que aporten nuevos lineamientos en la industria turística, partiendo desde la sostenibilidad.

  • Ver el panorama completo: reconocer que la mayoría del turismo por su naturaleza involucra el destino en su conjunto, no solo las empresas de la industria, también sus ecosistemas, recursos naturales, bienes y tradiciones culturales.

  • Usar estándares mínimos: Respetar los criterios mínimos disponibles públicamente y aprobados internacionalmente para las prácticas de turismo sostenible que mantiene el Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC).

  • Colaborar en la gestión de destinos: buscar desarrollar todo el turismo a través de una estructura de gestión colaborativa con participación igualitaria del gobierno, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil que representan la diversidad en las comunidades.

  • Elegir calidad sobre cantidad: gestionar el desarrollo turístico en función de la calidad de las visitas, no de la cantidad de visitantes.

  • Distribución justa del ingreso: establecer políticas que contrarresten los beneficios desiguales del turismo dentro de las comunidades de destino y que maximicen la retención de los ingresos del turismo dentro de esas comunidades.

  • Reducir la carga del turismo: Tener en cuenta todos los costos del turismo en términos de las cargas impositivas locales, los impactos ambientales y sociales y la interrupción objetivamente verificable.

  • Redefinir el éxito económico: en lugar de la contribución bruta al crecimiento del PIB, favorecer las métricas que especifiquen los beneficios de destino, como el desarrollo de pequeñas empresas, la distribución de ingresos y la mejora de las cadenas de suministro locales sostenibles e inclusivos.

  • Mitigar los impactos climáticos: esforzarse por seguir el consenso científico aceptado sobre las reducciones necesarias en las emisiones de gases de efecto invernadero. Invertir en infraestructura verde y una reducción rápida de las emisiones de transporte involucradas en el turismo: aire, mar y tierra.

  • Cerrar el ciclo de recursos: Cuando la seguridad post pandémica lo permita, evite el uso de plásticos desechables por parte de las empresas turísticas y haga la transición al uso de recursos circulares.

  • Contener el uso del suelo por el turismo: Limite el turismo turístico de alta ocupación a áreas concentradas. Disuadir a la expansión de los centros turísticos de hacerse cargo de las costas, islas y zonas montañosas, a fin de conservar el carácter geográfico, una economía diversa, el acceso local y los ecosistemas críticos.

  • Diversificar los mercados de origen: Además de las visitas internacionales, alentar el turismo interno robusto, que puede ser más resistente frente a las crisis y aumentar el valor percibido por los ciudadanos de su propio patrimonio natural y cultural.

  • Proteger el sentido del lugar: Fomentar políticas de turismo y prácticas comerciales que protejan y beneficien los bienes naturales, paisajísticos y culturales. Conservar y mejorar la identidad y el carácter distintivo del destino. La diversidad de lugares es la razón del viaje.

  • Operar negocios responsablemente: Incentivar y recompensar a las empresas turísticas y empresas asociadas que apoyan estos principios a través de sus acciones y desarrollar cadenas de suministro locales fuertes que permitan productos y experiencias de mayor calidad.

Postea en tu Facebook

notas de tapa