AMENITIES

Productos de cortesía para el huésped

Los amenities son elementos de confort que hacen más agradable la estadía. Antes de elegir un proveedor en este rubro es necesario analizar qué calidad de productos se quiere ofrecer y cuál va a ser el presupuesto disponible.

Los amenities son un detalle de bienvenida y cortesía en los hoteles. Su palabra hace referencia a los objetos que se ponen a disposición del huésped para facilitar su estancia y hacerla más agradable; y su espectro es tan amplio que puede ir desde jabones y sales de baño hasta una copa de champán, bombones o una botella de agua mineral. 

Ahora bien, estás amenidades varían según las estrellas que ostente el hotel, y aun dentro de un mismo establecimiento, entre las diferentes categorías de habitaciones. Sólo por citar algunos casos, el hotel de 7 estrellas Burj al Arab –ubicado en Dubái– pone a disposición de su clientes iPads con detalles de oro, diseñados especialmente por Apple; mientras que los hoteles de dos estrellas o los hostels sólo ofrecen champú, acondicionador y jabón.

A su vez, los amenities son elementos que marcan claramente la identidad y el estilo de un establecimiento. Los hoteles en contacto con la naturaleza suelen ofrecer fragancias a base de las materias primas locales, como coco, maracuyá o limón. A lo que se suma el diseño de los envases y las etiquetas, que suelen estar en sintonía con el diseño del lugar.     

En cuanto a los amenities de baño –artículos que el hotel pone a disposición del cliente para su higiene personal–, hay que incluir toallas, peines, jabones, geles, desmaquillantes, champúes, acondicionadores, body lotion, gorros de ducha, crema de manos, exfoliantes, limas de uñas, pañuelos, cepillos y crema dental, set de afeitado, cotoncitos, esponjas, sales de baño y colonias, entre otros. En este espacio se pueden ofrecer amenities de firmas prestigiosas, como Hermès Paris, L'Occitane en Provence, Apivita, Bulgari, Loewe y Korres, entre otras.

En tanto, en la habitación se puede poner a disposición del huésped bolígrafos, blocs de notas, bolsas de lencería, limpia-calzados, calzadores y costureros.

Asimismo, otro amenity valorado y demandado por los huéspedes son las pantuflas. Pensadas desde la óptica de la rentabilidad, se trata de un producto que demanda una reposición permanente y su costo no debe ser demasiado elevado.

Asimismo, existen amenities intangibles: se trata de la aromatización de las habitaciones para favorecer el buen descanso y la relajación.

Otra tendencia instalada desde hace varios años en la hotelería es la utilización de alimentos gourmet como base para los productos de belleza. Recetas exquisitas y exóticas a base de chocolate, vainilla, almendras, miel, naranjas o manzanas forman parte de fórmulas de cremas, máscaras, geles, perfumes, exfoliantes, sales de baño y productos para el pelo.

 

GESTIÓN DE LA COMPRA.

Al momento de buscar un proveedor especializado en este rubro, primero es necesario analizar qué amenities se quieren ofrecer, cuál va a ser el presupuesto destinado a esos detalles y el mensaje que se quiere transmitir al cliente con la cortesía.

Algunos proveedores ofrecen desarrollos a medida, asesoramiento previo en fragancias y diseños de envases, estuches y etiquetas; impresión de logos, stock permanente y envíos regulares al establecimiento.

Por otra parte, para los empresarios que buscan soluciones más estandarizas, hay quienes cuentan con un surtido completo de productos en stock para entrega inmediata.

Un dato a tener en cuenta es que estos productos suelen empacarse con el logo y el nombre del hotel. Para economizar en este aspecto, lo ideal es buscar un proveedor que ofrezca envases y cajas fabricados con materiales económicos, siempre y cuando estén en sintonía con la categoría del lugar.

Por otra parte, la compra al por mayor es otra manera de abaratar los costos. El precio de los materiales y el proceso de elaboración son más bajos si se vende por volumen.

Al momento de buscar la empresa indicada, es necesario corroborar que tenga experiencia en este rubro, sobre todo en el manejo de esencias. En el caso de ser necesario, consultar qué pruebas le realizan a los productos durante el proceso de creación, fabricación y distribución. Esto contribuye a garantizar y mantener un estándar de calidad. Lo aconsejable es que los productos estén testeados con pruebas específicas, como la de pH, viscosidad, aspecto, olor o microbianas.

FUENTE: productos-de-cortesia-para-el-huesped

Temas relacionados

Postea en tu Facebook

notas de tapa