NUEVA NORMALIDAD

Estrés y agotamiento: síntomas del home office en pandemia

En cuarentena el home office se volvió parte de la nueva normalidad y trajo consigo estrés y agotamiento para los trabajadores.

El cierre de establecimientos hoteleros y gastronómicos no implica que la actividad esté completamente paralizada. Por el contrario, gran parte de los equipos de administración, ventas, marketing y soporte tecnológicos, están más activos que nunca pero en formato home office. Esta nueva modalidad de trabajo, para todas las actividades sin distinción, la aparición de síntomas de estrés y agotamiento.

Asimismo, la incorporación del home office a la vida cotidiana se dio de manera abrupta cuando se dictó el aislamiento preventivo en varios países. En la mayoría de los casos, esta modalidad de trabajo no era habitual, no estaba regulada y no estaban desarrolladas completamente las plataformas o herramientas digitales con las que trabajar.

Causas del estrés

Ahora bien, ¿a qué se debe el incremento de trabajadores estresados durante la pandemia?

En la mayoría de los casos, realizar home office implica no tener horarios establecidos para trabajar, para actividades de la vida privada y para el descanso, y todo trascurre en el mismo espacio físico.

Otro de los fenómenos que creció exponencialmente son los Zoom y las videollamadas. A través de computadoras, teléfono o tableta, son herramientas virtuales necesarias para coordinar el trabajo remoto y/o asistir a capacitaciones virtuales. Sin embargo, muchas personas terminan agotadas después de un Zoom, ya que no están habituados a este formato de comunicación, que requiere de una atención extra e implica una exposición inusual frente a colegas.

Además, la permanencia obligatoria en los hogares hace que no se pueda realizar actividad física, hacer caminatas al aire libre y fortalecer los vínculos sociales, todas herramientas que ayudan a disminuir el estrés en un contexto de normalidad.

A todo esto suman las familias en las que las relaciones no son buenas y alguno de sus miembros son víctimas de violencia emocional o física.

En el caso de las mujeres principalmente deben asumir el cuidado de los hijos y el acompañamiento en las clases virtuales y las tareas.

En todo este escenario, algunos de los síntomas de estrés que comenzaron a aparecer son insomnio, pérdida de apetito, vómito, mal humor, irritabilidad y cambios bruscos en el estado del ánimo.

¿Cómo disminuir el estrés del home office?

Embed

Temas relacionados

notas de tapa