N/A

REFLEXIONES AL CIERRE

1. ¿Qué opinión le merecen plataformas como Airbnb o Home Away? ¿Se siente afectado por ellas?
2. ¿Conoce las normas técnicas sectoriales de sostenibilidad? ¿Las está implementando?
3. ¿Qué acciones realiza para atraer a nuevos huéspedes?

Ana María Azicri, gerenta del Hotel Bastión Luxury (Cartagena).
1. Siempre hay que mirar con respeto a todo tipo de competencia. En este caso concreto vemos que estas plataformas cuentan con un alto volumen de huéspedes a nivel mundial y se convierten en otra alternativa para el cliente. Ahora bien, dicen que es una oferta ilegal, pero lo cierto es que están abiertos sin ningún problema, aunque no paguen los impuestos que nosotros pagamos. Sin embargo, creo que una cosa es Airbnb y otra cosa la para-hotelería. En el caso de nuestro hotel, somos un establecimiento de lujo, con lo cual no nos afecta tanto el alquiler de apartamentos, como sí ocurre con los resorts. Puede afectarnos más el alquiler de casas en la ciudad antigua, pero en definitiva no lo hace, porque nuestro target es un público que solicita servicios de calidad y atención personalizada. Por más lujosos que sean los apartamentos o casas, les entregarán simplemente una llave y nunca serán competencia.

2. Sí. De hecho estamos trabajando en todo lo pertinente para obtener la certificación Ohsas, y avanzamos con la certificación en sostenibilidad que contempla aspectos del entorno social; manejo de alimentos y bebidas, y de residuos sólidos y líquidos; y reciclaje.

En asuntos de compromiso con la comunidad hacemos donaciones a centros de atención de ancianos y niños, así como iniciativas ambientales.

3. En este punto lo primero es mantener un buen producto, con énfasis en la innovación de los servicios. De eso vivimos cada día. Por eso estamos presentes con negociaciones en el mercado de lujo a nivel mundial. Tenemos relaciones con las agencias más destacadas del mundo y participamos en ferias de lujo en conjunto con los otros hoteles de la ciudad que tienen nuestro perfil, y con Cotelco.


Susana Salcedo, gerenta de Mercadeo y Ventas del Hotel Embassy Suites by Hilton (Bogotá).
1. Sin dudas, alguna de esas plataformas terminará afectando a la hotelería formal organizada en Colombia. En Estados Unidos y Europa, Airbnb y similares están creciendo muchísimo, y en Colombia están entrando con fuerza. Tarde o temprano llegará el momento en que estas plataformas electrónicas se convertirán en competencia, pero con el agravante de que no pagan ningún tipo de impuestos. Entonces el Gobierno tendrá que apersonarse y regular de alguna forma para que esa oferta de alojamiento cumpla con los requisitos que cumplimos todos los hoteles. Nosotros vemos que estas plataformas no son tanto para los ejecutivos y viajeros de negocios, sino para turistas y familias. Entonces, tampoco afecta tanto en Bogotá, porque en la capital del país el turismo no se ha fortalecido.

2. Por supuesto. El Hotel está certificado en la Norma Técnica Sectorial NTS-002. En ese sentido, estamos concluyendo el cambio de iluminación a LED, se están instalando filtros de ahorro en las llaves de los baños de las habitaciones y tenemos un manejo muy cuidadoso de los residuos peligrosos, como pilas, bombillos y vidrios, entregándolos a empresas certificadas que disponen de ellos.

3. Tenemos una serie de planes especiales que lanzamos para nuestros huéspedes: de noche de bodas, romántico, aniversario y cumpleaños, disponibles tanto en la semana como los fines especiales, con beneficios especiales.
De igual manera, tenemos una estrategia de revenue management que nos permite ver cómo está la ciudad y qué tarifa podemos aplicar, de manera que aprovechemos de la mejor manera el inventario.


Ricardo Cadena, gerente general del Hotel bh Barranquilla (Barranquilla).
1. Sí, afectan mucho. En la medida en que son plataformas que no pagan ningún tipo de impuestos, en el país sus costos son mucho menos onerosos y tienen la posibilidad de entregar a los viajeros tarifas bastante más económicas que los hoteles formales que operan en la ciudad. Yo tuve la oportunidad de revisar la situación y puede constar que en Barranquilla sí se nota el ingreso de Airbnb. Hay muchas habitaciones en esta plataforma y está empezando a crearse un movimiento en la ciudad alrededor de esa posibilidad. Creo que una forma de alivianar este problema es incentivando a los hoteles formales con una reducción de la carga impositiva, que a todas luces es muy alta. Nosotros pagamos muchos impuestos; si se aligera esta carga, puede haber ventajas considerables para los huéspedes.

2. Efectivamente, las estamos implementando. Estamos certificando en las normas técnicas de sostenibilidad y, de hecho, tenemos un departamento que se encarga del asunto. A grandes rasgos, implementamos acciones de ahorro de energía con iluminación LED y apagamos las luces en horas de la noche en ciertas aéreas del hotel. En todas las habitaciones tenemos dispositivos que operan como ahorradores de agua y contemplamos el reciclaje. De igual manera, contamos con una política de proveedores bastante estricta, para la que son fundamentales los criterios ambientales.

3. Estamos trabajando muy fuerte en darnos a conocer como una de las opciones más competitivas en Barranquilla. Para ello somos muy dinámicos en el diseño y oferta de planes de fin de semana, noches de bodas y románticas, entre otros, teniendo en cuenta fechas específicas y bajando la tarifa cuando corresponda. Además, desarrollamos bastante el componente de e-commerce, con una presencia muy fuerte en Internet y promociones atractivas.

 

FUENTE: reflexiones-al-cierre

Temas relacionados

Postea en tu Facebook

notas de tapa